Airlite Hystoriqa Stone

Airlite Hystoriqa Stone es un revestimiento hidrófugo e invisible después de su aplicación. Está especialmente formulado para la protección de materiales de construcción minerales.

Reduce la contaminación ambiental

Evita que la suciedad se adhiera a las superficies

No tóxico y completamente libre de COVs

Protege los materiales de construcción minerales

Repele el agua

NEUTRALIZA LOS MALOS OLORES


Se sabe que las moléculas de olor se encuentran dispersas en el aire, derivado de los residuos orgánicos. La mayoría de las personas consideran que usar desodorantes o perfumes químicos, permitirán acabar con los malos olores, sin embargo, estos al contar con sustancias químicas se vuelven dañinos para la salud y su única función es disfrazar aquellos olores desagradables. La tecnología de Airlite permite que estas moléculas se descompongan, eliminándolas de manera eficaz mediante un proceso de oxidación, sin filtros, desodorantes, ni mantenimiento.

Comúnmente al destapar una cubeta de pintura tradicional emana un fuerte olor desagradable que provienen de los productos químicos que la componen. Airlite por otro lado, al ser un producto mineral que no contienen solventes, u otros compuestos (denominados COVs), es totalmente libre de olores. Lo que significa que, además de eliminar los malos olores, también puede ser usado en interiores sin la necesidad de dejar ventanas abiertas durante largos periodos después de haber hecho la aplicación. Así, Airlite se puede usar en condiciones de escasa ventilación o incluso en invierno.

Elimina el 99,9% de las bacterias


No todas las bacterias son dañinas. De hecho, muchas son esenciales en nuestra vida y que el cuerpo humano contiene enormes cantidades de bacterias,pero también hay bacterias dañinas. Algunas de las enfermedades con los índices de mortalidad más altos de la historia que a lo largo de los tiempos han destruido millones de vidas humanas fueron causadas por bacterias. Algunas de las más conocidas son el cólera, la difteria, la peste, la disentería, la neumonía, la tuberculosis o el tifus.

Desgraciadamente, algunas bacterias han desarrollado una resistencia a los antibióticos por mutación y, de acuerdo con estudios de la OMS de 2017, las superbacterias son una de los principales amenazas a la supervivencia del ser humano. Sin antibióticos que curen los efectos de las bacterias sobre humanos o animales, pueden surgir epidemias muy graves.

Airlite elimina hasta el 99.9% de las bacterias sobre una superficie, incluyendo a las superbacterias. Lo hace a través de una doble acción de oxidación en superficie y de alta alcalinidad que, combinadas, evitan la supervivencia de las bacterias.

Esto reduce de forma significativa la cantidad de bacterias en un ambiente Airlite, posibilitando un alto nivel de salubridad, y un mayor bienestar.

Elimina y previene la formación de moho y hongos


El moho es un tipo de hongo multi-celular que se desarrolla en entornos húmedos. Este aparece y se reproduce en los alimentos que conservamos en casa, o bien en las paredes y los techos.

Las paredes y techos de bodegas, sótanos y baños, especialmente aquellos con poca luz, son entornos habituales para la proliferación de moho. En estas estancias, la elevada humedad facilita el desarrollo de moho a partir de la esporas que hay en el aire.

Los filamentos y las esporas del moho provocan problemas respiratorios. En concreto, los filamentos pueden exacerbar los problemas respiratorios de quienes ya sufren deficiencia inmune o asma, mientras que las esporas pueden provocar alergias cuando se liberan en el interior. Las esporas de algunos tipos de moho (como el Stachybrotys) liberan toxinas que pueden causar inflamaciones en los pulmones que son especialmente peligrosas en niños y personas de avanzada edad.

Con el paso del tiempo, el moho puede ocasionar problemas estructurales en edificios, puesto que su crecimiento puede afectar a la estructura interna de paredes y muros.

Airlite proporciona un remedio excelente contra el moho. Gracias a sus propiedades naturales, evita el desarrollo de moho en las paredes, creando un entorno más sano y seguro.

Repele el polvo y la suciedad del aire


La suciedad sobre las paredes viene causada por una combinación de factores.

Las sustancias grasientas generadas por los escapes de los coches y otras fuentes contaminantes se adhieren a las paredes y atraen polvo del aire. Si a esto le añades lluvia, rocío o incluso humedad en el aire, al secar deja un sedimento que identificamos como suciedad. Airlite es muy efectivo evitando que la suciedad se acumule en las paredes.

Combate la suciedad de dos maneras. Por un lado, descompone las sustancias grasientas que se depositan sobre la superficie, evitando así que el polvo se pegue a la pared. Por otro lado, y gracias a una propiedad que se llama hidrofilia, crea una fina capa de agua que evita que el polvo u otras partículas se fijen a la pared y hace que caigan.

Dicho de forma sencilla, Airlite crea una película de protección invisible que evita que la suciedad y el polvo se fijen a las superficies. ¡Así, las superficies permanecen tan impolutas como el día en que se pintaron!

Elimina hasta el 88,8% de la contaminación atmosférica


Airlite neutraliza contaminantes como el óxido de nitrógeno, purificando el aire.
Airlite tiene un efecto reductor tanto sobre los contaminantes que amenazan nuestra salud, como contra los que provocan el efecto invernadero. En concreto, elimina gases peligrosos como los óxidos de nitrógeno (NOx) o los óxidos de azufre (SOx).

Airlite hace desaparecer el dióxido de nitrógeno (NO2) por oxidación y lo transforma en nitratos y nitritos inertes y solubles en agua que quedan temporalmente depositados sobre las paredes hasta que son disueltos por el agua de la lluvia a por la humedad en el aire.
Airlite reduce el NO2 en más de un 80% en un entorno de laboratorio y en más de un 50% en un entorno exterior de alta contaminación (un túnel abierto al tráfico de uso intenso).

Reduce los costes de refrigeración hasta un 50%


Cuando se aplica en las paredes exteriores y tejados, Airlite ayuda a mantener los espacios frescos, permitiendo ahorrar electricidad y, al mismo tiempo, respetar el medio ambiente.

Airlite reduce de forma drástica la cantidad de energía solar que absorben los edificios, que es lo que permite reducir el gasto eléctrico en aire acondicionado en hasta un 50% y reducir de esta manera las emisiones de CO2 asociadas.